La crisis, una oportunidad.

Hace prácticamente un año que obtuve el título de Grado en Ingeniería de Edificación. Antes de que llegase ese momento, y debido a la abrumadora inactividad actual del sector de la construcción, sabía que mi cualificación y mi breve experiencia profesional, no serían suficientes para encontrar empleo.

Me considero una persona inconformista e inquieta, me cuestiono casi todo, me gusta superarme día a día, hacer las cosas bien y finalizar lo que empiezo. Es por ello, que decidí aprovechar mi tiempo y ahorrarme las lamentaciones. Empecé entonces a cursar el Título de Máster y Experto Universitario en Gestión del Patrimonio, a perfeccionar mis conocimientos en lenguas extranjeras y a realizar varios cursos complementarios a mi formación.

Cansada de escuchar a todas horas la palabra “crisis” tanto en mi entorno, como en los distintos medios de comunicación, me decidí a buscar su definición en el diccionario y me di cuenta de que en realidad, este concepto englobaba dos acepciones: riesgo y oportunidad.

Transcurridos unos días, me detuve a leer lo que el gran genio Albert Einstein señaló con mentalidad científica, pero también con sentido común al respecto: “si pretendemos obtener resultados distintos no podemos continuar haciendo lo mismo. Por lo tanto, es importante en época de crisis agudizar el ingenio, fomentar la creatividad y la innovación, y buscar nuevas soluciones”.

Me di cuenta de que para encontrar, debía de buscar, y fue entonces cuando decidí que había llegado el momento de emprender mi propia aventura profesional. Me inscribí en un evento “Startup Weekend” (concretamente, en el que se celebró en Murcia) en el cual, durante cincuenta y cuatro frenéticas horas, y fruto del trabajo de un amplio grupo de emprendedores con diferentes habilidades, se  apoyó a diversos proyectos empresariales finalistas.

No lo sabía, pero ese día fue el primero de mi actual etapa profesional. Allí conocí a Antonio Carrión, quien apostó por mi, invitándome a formar parte en un ambicioso proyecto: MarkeTeam (www.carrionyasociados.com). Tan sólo dos meses me han sido necesarios para darme cuenta de que el Marketing, es una disciplina que no sólo requiere conocimientos específicos, sino también una manera de pensar que combina las cualidades de un ingeniero y las de un creativo.

Siempre me sentí atraída por este ámbito, pero ahora puedo confirmar que me apasiona y es al que me dedico actualmente. Ingeniería y Marketing, tienen más en común de lo que imaginaba.

Me gustaría hacer llegar mi testimonio a todos los jóvenes que atraviesan una situación similar, sobre todo, a aquellos que siguen luchando por conseguir sus sueños. Hay que hacer frente a las nuevas y cambiantes demandas, y no se ha de olvidar que no hay nada imposible, todo se puede alcanzar con sacrificio, esfuerzo y dedicación.

Terminaré dando las gracias a este gran equipo profesional y humano, por su paciencia y por hacer que esta etapa de aprendizaje y el desarrollo de mis funciones, sean más sencillos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s